Horarios poco permisivos, vacaciones pagadas una vez por año, pero un día noté que el trabajo no me estaba llenando. Sentía que no iba en ninguna dirección y que, por más que me esforzara, por más que el salario aumentara (poco, pero en aumento) de nada servía. Mis planes pasaban por otras rutas, y sabía que estar encerrado en una oficina de 3 x 4 no era el camino correcto.
Continuando con el tema y asumiendo que un almuerzo fuera de la oficina cueste $8.00 dólares (mientras que uno en casa puede salir en $2.00 dólares aproximadamente), y tú comes fuera por lo menos 3 días a la semana (almuerzos, cumpleaños, cafés, snacks, happy hours, etc.), estamos hablando de un gasto semanal de $24.00 dólares, que serían $1,152.00 dólares que dejas de ahorrar, cada año, ¡por lo menos!
×