No te voy a mentir, no es fácil, no es sólo sentarte delante de tu ordenador y esperar a que el dinero aparezca, ¡ojalá! . Pero no. Hay que trabajar día a día para conseguir el éxito, ser constante y también aprender constantemente, autoformarse para avanzar y no quedarte obsoleto. Cada vez hay algo nuevo, todo avanza y hay que avanzar al mismo ritmo.

Por eso, mi consejo es que mantengas tu trabajo actual y dediques una parte de tu tiempo diario al trabajo desde tu casa. De esa manera, el trabajo principal seguirá pagando las facturas y asumiendo algunos gastos principales, mientras el segundo pasará a ser una inversión. Progresivamente, notarás cómo tu trabajo a tiempo parcial va creciendo en ganancias, en proyección, y sólo allí deberás cerrar tu ciclo con el trabajo en la empresa.
×